miércoles, 22 de febrero de 2012

Marcos; Capítulo 4.

Hace unos días...

 -A ver… Yo te quiero muchísimo, te lo juro, pero es que no puedo seguir así, es demasiado para mí, no es por ti es por mí, es porque… Porque no quiero seguir, esto no tiene futuro, no veo a donde va a parar y… no puedo seguir.

 Se escuchan lloros a la otra línea del teléfono…

 -Oye mira, sé que lo estás pasando mal pero… pero yo también, ¿sabes? Y así no me ayudas…
 -L...lo sé y...lo siento, en serio… Pero  no me hago a la idea de que lo dejemos Marcos… ¡yo te quiero! no,  ¡te amo! Y… y no puedo separarme de ti aunque quiera…- lo está pasando muy mal, bueno, lo siento por ella, no haberse fijado en mí y punto. Sigue llorando…-
 -Oye mira, mejor hablamos en otro momento, ¿sí? No… no puedo más con este tema.
 -Sí, va a ser mejor… Lo siento Marcos, no quiero hacerte sentir culpable… Te amo, no lo olvides nunca, y si en algún momento de arrepientes de tu decisión… Llámame, yo estaré siempre esperándote.
 -Verás… creo que va a ser mejor que no nos veamos, dame tiempo e intentaré solucionar las cosas, pero no creo que pueda…  Adiós.
 -P…pero Marcos…
                                       
 Estoy harto de las tías, no sé ni para que les hago caso, estás con ellas, les dices dos cosas  y a los 3 minutos las tienes al otro lado del teléfono llorando como si se estuvieran muriendo. Si es que se las buscan, ellas saben que no soy legal, que no intenten hacerme sentir mal, yo lo único que intento es vivir la vida mi manera, salir de fiesta, beber, divertirme… no pido más, y siempre aparece la de turno a la que, con estar un poco contentillo le entras y ala, que la tía se quiere casar contigo, pues no. Yo no quiero  ni líos ni ataduras, antes sí, antes era un gilipollas que, el primer día que llevaba saliendo con la novia, por la tarde ya me veías comiéndole la boca a otra, y bueno, ahora soy igual, pero en vez de novias, tías sin más, que ni me van ni me vienen, así sigo siendo un gilipollas, pero un gilipollas sin prohibiciones, libre.

  Hoy definitivamente, salgo de fiesta, necesito” recuperarme” y la mejor forma de olvidarse de una tía es encontrando a otras, si, en plural, como ya dije, no me gustan las ataduras. A ver si está el memo este…

Bip, Bip…

 -¡Métele una bola a tu novia que hoy salimos!
 -Que animado estás últimamente…
 -Lo sé, lo que tú digas. Tráete a amigos, y sobre todo, a amigas, yo también voy a llamar a algunos a ver si vienen. ¿A qué esperas? Ya estás tardando.
 - Hoy no.
 -JÁ. Graciosillo… venga, vete a llamarles.
 -Te he dicho que hoy no.
 -Y yo te he dicho que ya tardas.
 -¡Que hoy no voy a ningún lado joder!
 -Ostia, que mala leche, ¿te pasa algo?
 -¿¡Qué si me pasa!? Pues sí, me pasa. Me pasa que estoy arto, que nunca preguntas por los demás, que siempre es tú, tú y solo tú, que no te importa hacer daño a la gente, solo si a ti también te perjudica. Que no sientes respeto por nadie, por ninguna persona, te crees el rey del mundo y solo eres un gilipollas que va de tía en tía como un imbécil porque no tiene nada mejor que hacer que tirárselas para sentirse un maldito hombre, pero en realidad es una mierda. No sé qué estás haciendo con tu vida pero conmigo no cuentes.

 Mira que es imbécil, el no es quién para decirme quién soy y que no debo hacer. Por desgracia por su parte,  esto se convierte en rutina y, como la mayoría de las cosas cuando lo hacen, pierden eficacia.

 -Ok.
 -…
 -¿No piensas decir nada más?
 -No.
 -Vale, gracias.
 -…
 -Alex sería un placer para mí que compartieras tus penas y pensamientos conmigo, si te apetece claro, porque no voy a forzarte para que me cuentes nada con lo que no te sientas cómodo…
 -Deja de hacer el imbécil.

 Corta, más no me doy cuenta y sigo hablando solo. Hoy Dani está especialmente raro, aunque tiene razón… No soy más que un imbécil que, últimamente, ahoga sus penas nada más que en bebida y mujeres.

 Me empiezo a sentir una mierda, esa sensación en la que dices “Lo mataría, pero tiene toda la razón del punto.” Esa sensación en la que te apetece un piti, te lo fumas, y, al acabarse, necesitas más, más y más, y al rato, ves la cajetilla vacía, y entonces dices, mierda, me equivoque, también ahogo mis penas en el tabaco, piensas en cómo sería todo sin ti, y siempre que haces esto, te lo imaginas todo perfecto. Y ahí sí, ahí te sientes una mierda.

  Rap deprimente, ON. Me conecto al tuenti, vamos a ver qué gilipollez puso Sarita de estado después de lo que dije, la verdad me pasé un poco...

 -¿Hoy no sales?

 No hay respuesta...

 -Se que estás ahí, tienes un comentario hace menos de 1 minuto.
 -Joder,  Bea eres una cotilla.
 -Ves.
 -Déjame.
 -Respóndeme.

 Me gusta hacerme de rogar… 10 minutos.

 -No, iba a salir, pero me duele la cabeza, no me encuentro bien.-miento.-
 -No te creo.
 -Pues no me creas.-Como me conoce…-
 -Ok.
 -“Pa ti”.
 -Que considerado. Bueno, ya veo que no te apetece hablar. Adiós.
 -Espera.
 -¿Qué quieres?
 -¿Tienes idea de que le pasa a Alejandro? Hablé con él antes y está de un borde que flipas, lo habrá dejado la novia o algo así, porque no lo entiendo, parecía un gilipollas.
 -¿Qué Alejandro?
 -¿Qué Alejandro va a ser? Alex Souto.
 -¿Me tomas el pelo? Una broma es una broma Marcos, pero ya te estás empezando a comportar como un imbécil. No hay quien te aguante…
 -¡Y dale! ¿Tú también? Ya sé cómo soy, pero dime qué le pasa joder.
 -¿De verdad que no lo sabes? Salió en las noticias. Durante la madrugada, bueno, media noche,  el padre fue a buscar a la hermana de Alex  a la casa de una amiga porque se encontraba muy mal  y tuvieron un accidente. La hermana está muy grave, en la UCI,  y el padre no sé,  creo que solo tiene un par de golpes y lesiones, cuando llegué lo escuché en la televisión, pero  solo escuché lo de la hermana y luego llamé a Alex y no le quise preguntar, solo le dije que estaba ahí para todo y tal… Que fuerte… debe de ser horrible.
 -Dios… ¡Dios, dios, dios, dios! debí preguntarle que le pasaba, estaba muy raro y me empezó a decir que era un irresponsable  y no se… ahora lo único que me importa es apoyarle, soy el peor amigo del mundo, puf... Pobre Alex, soy un imbécil... ¿En qué hospital están ingresados?
 -No me acuerdo ahora del nombre. Pero pregúntale a Rober, el fijo que lo sabe, fue por la mañana junto él.
 -Vale, oye y gracias tía, en serio.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte tú:) Igualmente!

      Eliminar
  2. Graciaas por tu comentario, voy a ver si puedo leer del comienzo asi entiendo ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, okei, espero que te guste, un beso!

      Eliminar